Peq. Comunidad en Aparecida 19-10-2017 16:13 (UTC)
   
 

 
Pequeña Comunidad en Aparecida
El documento conclusivo de Aparecida, es un documento muy rico en su doctrina para la vida del católico, en cuanto proporciona guías para orientar nuestro diario vivir en la fe de Cristo.
Retomando algunos puntos del documento, cómo debe crecer y desarrollarse la pequeña comunidad. En el enlace de “¿Por qué vivir en Comunidad?” se mencionaban algunas experiencias de porque vivir nuestra en la pequeña comunidad. Vale la pena retomar algunos aspectos de esta y comparar con los puntos retomados de Aparecida.
 
En la sección en mención se mencionaron entre otros:
·        Invitación a unirte a una pequeña comunidad.
·        Vivencia del evangelio en nuestra vida diaria.
·        Compartir experiencias y ver que no se está solo.
·        Otras parejas sirven de testimonios vivos que animan a seguir perseverando.
 
Ahora, comparando las experiencias mencionadas con aparecida. Primero, es una pequeña comunidad es una invitación de Jesús que te hace personalmente, es a ti, no son los miembros de la pequeña comunidad los que invitan, o estas en la pequeña comunidad porque sientes afinidad con alguien más, estas ahí porque el Señor lo quiere, el te llevó ahí. En los acontecimientos de nuestra vida, generalmente formulamos o cuestionamos cada hecho, con un “¿Por qué?, cuando debe cuestionarse con un ¿Para qué?. En este sentido para que te invita Jesús a una pequeña comunidad. Mira el numeral 154, y veras que es para poder hablarte al corazón, quiere que hables con el sinceramente, que le hables también con el corazón. Ya Jesús nos ponía la enseñanza de que no es lo que entra por la boca lo que contamina al hombre, sino lo que sale del corazón. La pequeña comunidad puede ser el lugar donde Jesús te hable a ti. De esta manera Jesús te ayude a hacer vida la palabra.
 
Ser testimonios de vida y compartir, mantenerse unidos para que otros crean, y en esa forma de vivir, amando a los demás, amando como Él nos amo, se produce ese testimonio, que te invita también a vivir tu vida cerca del Señor no separados de Él.
 
La pequeña comunidad esta en una parroquia concreta, y es acá que debe integrarse al plan de la Diócesis, cumpliendo el ser discípulos y misioneros del Señor.
 
154.           Jesús, al inicio de su ministerio, elige a los doce para vivir en comunión con Él (cf. MC 3, 14). Para favorecer la comunión y evaluar la misión, Jesús les pide: “vengan solos a un lugar deshabitado, para descansar un poco” (Mc 6, 31-32). En otras oportunidades, se encontrará con ellos para explicarles el misterio del Reino (cf. Mc. 4, 11.33-34). De la misma manera se comporta con el grupo de lo setenta y dos discípulos (cf. Lc. 10, 17-20). Al parecer, el encuentro a solas indica que Jesús quiere hablarles al corazón (cf. Os 2, 14). Hoy, también el encuentro de los discípulos con Jesús en la intimidad es indispensable para alimentar la vida comunitaria y la actividad misionera.
159.           La Iglesia, como “comunidad de amor”, está llamada a reflejar la gloria del amor de Dios que, es comunión, y así atraer a las personas y los pueblos hacia Cristo. En el ejercicio de la unidad queda por Jesús, los hombres y mujeres de nuestro tiempo se sienten convocados y recorren la hermosa aventura de la fe. “Que también ellos vivan unidos a nosotros para que el mundo crea” (Jn. 17, 21). La Iglesia crece no por proselitismo sino “por atracción: como Cristo atrae todo a sí con la fuerza de su amor”. La Iglesia “atrae” cuando vive en comunión, pues los discípulos de Jesús serán reconocidos si se aman los unos a los otros como Él nos amó (cf. Rm 12, 4-13; Jn. 13, 34).
169.         La diócesis, presidida por el Obispo, es el primer ámbito de la comunión y la misión. Ella debe impulsar y conducir una acción pastoral orgánica renovada y vigorosa, de manera que la variedad de carismas, ministerios, servicios y organizaciones se orienten en un mismo proyecto misionero para comunicar vida en le propio territorio. Este proyecto, que surge de un camino de variada participación, hace posible la pastoral orgánica, capaz de dar respuesta a los nuevos desafíos. Porque un proyecto sólo es eficiente si cada comunidad cristiana, cada parroquia, cada comunidad educativa, cada comunidad de vida consagrada, cada asociación o movimiento y cada pequeña comunidad se insertan activamente en la pastoral orgánica de cada diócesis. Cada uno está llamado a evangelizar de un modo armónico e integrado en el proyecto pastoral de la Diócesis.
 
 

 
 
 
 
  Menu
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Copyright J.Rivas.V. - El Salvador
 
  Publicidad
  Contacto y Libro de visitas
Quisieramos saber cuales son tus enlaces favoritos, o que secciones te interesan más. Por favor, envía tu opinión en el enlace de contacto.
Gracias por tu aportación!!!!!.
Hoy habia 1 visitantes (54 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=